He escuchado miles de gurús hablar sobre el éxito (cualquiera que ellos consideran) donde mencionan “la importancia de tener hambre en los negocios” para “devorar'' a tus competidores.

Para mi es totalmente equivocado, las grandes ideas vienen en colaboración, de la identificación del otro. 

Así como lo planteo en mi libro Incongruencias Pseudointelectuales: “No quiero vivir en una jungla llena de depredadores en constante pelea para demostrar quien es mejor que el otro, quiero un jardín donde haya prosperidad y crecimiento para todos.”  (sí, soy un idealista)

La idea de “salir adelante” sin importar la oposición a los otros, me hace pensar que en su propia lógica tú tampoco les importas.

Así que, te invito a que en esa búsqueda del éxito, colabores con gente que admires en profundidad, si no, correrás el riesgo de adquirir rasgos que en el futuro detestarás. 

Como el dicho popular “dime con quién andas y te diré quién eres” es tan real. Compartimos ideas, costumbres, conocimientos todo el tiempo, aprende a elegir bien a esas personas que te ayudarán en el camino.

 “Aspira a ser más humano, no menos.”

 Diego Ruzzarin